5 tendencias del sector del smartbuilding para 2024

smartbuilding

5 tendencias del sector del smartbuilding para 2024

  • Algunas de las tendencias en este sector para 2024 son la continuación de la revolución de la IA, la mayor adopción de prácticas ‘verdes’ y sostenibles o la biometría y tecnologías de reconocimiento facial y por voz

En los últimos años, el sector inmobiliario ha experimentado una gran evolución gracias a la digitalización de los edificios, que ha sido posible gracias al rápido avance de la tecnología y, sobre todo, la necesidad de una mayor eficiencia energética en las ciudades. Así, los smartbuildings se han convertido en la respuesta a las necesidades que se plantean hoy en día y cada vez se vuelven más la norma. Y es que, según un informe de Mordor Intelligence, el mercado del ‘smartbuilding’ crecerá un 70% para 2028, con respecto a 2023.

En este sentido, y con el fin de seguir de cerca lo que deparará el futuro en este ámbito, DEBOS, compañía granadina que ha creado el primer sistema operativo de ‘smartbuildings’, ha querido reunir algunas de las tendencias en el sector del smartbuilding para el 2024:

1. La IA y Edge Computing en ‘smartbuildings’ revolucionan la gestión y seguridad: La Inteligencia Artificial (IA) y el Edge Computing también están transformando la forma en que los edificios inteligentes se administran y protegen. En 2023, vimos un rápido avance en este área, con la IA generativa y tecnologías como GPT destacándose. Estos avances se traducen en sistemas de gestión basados en datos, que serán cada vez más comunes en 2024, automatizando la administración del edificio. Además, la combinación de IA y aprendizaje automático con el Edge Computing mejora el procesamiento de datos y la seguridad, permitiendo analíticas en tiempo real para predecir fallos, reducir costos y extender la vida útil de los activos críticos.

2. Eficiencia energética y sostenibilidad: La sostenibilidad se ha convertido en un pilar fundamental en la construcción de edificios inteligentes. La preocupación por el cambio climático ha impulsado la adopción de prácticas más ecológicas, como la integración de fuentes de energía renovable, como la solar o la eólica, y una gestión más eficiente de los recursos. En 2024, se espera un refuerzo en la implementación de estas prácticas, con un énfasis renovado en la monitorización y reducción del consumo de energía, consolidando así la sostenibilidad como un elemento esencial en estos edificios.

3. Biometría y seguridad en ‘smartbuildings’: Los avances en biometría, reconocimiento facial y de voz se están integrando en los sistemas de seguridad de los edificios inteligentes. Estas tecnologías se aplican en sistemas de vigilancia y control de acceso para garantizar una protección mejorada de los usuarios. Además, se están desarrollando materiales inteligentes que pueden responder automáticamente al entorno mediante sistemas biométricos, lo que no solo aumenta la seguridad sino también la eficiencia y comodidad del edificio para sus ocupantes.

4. Diseño centrado en bienestar: En 2024, veremos un cambio en el diseño de los edificios inteligentes, que se centrará en crear espacios que promuevan la salud y el bienestar de los usuarios. Se incorporarán principios de diseño biofílico, sistemas de purificación y fuentes de luz natural junto con materiales inteligentes que se adaptan al entorno, todo con el objetivo de mejorar la salud y la comodidad de las personas que trabajan o viven en estos edificios.

5. ‘Smartcities’ y 5G en ‘smartbuildings’: El surgimiento de ciudades inteligentes se apoya en la colaboración entre edificios inteligentes y el despliegue de la tecnología 5G. Esta conectividad permite una mejor gestión de recursos urbanos al conectar dispositivos IoT, no solo en edificios, sino en toda la ciudad. La combinación de la infraestructura de edificios inteligentes y el 5G promete una mayor eficiencia en el uso de recursos urbanos, lo que es fundamental para la sostenibilidad y la eficiencia en el futuro urbano.

Decimos que los edificios inteligentes son el futuro, y lo son, pero lo cierto es que el futuro ya está aquí. Esto lo podemos comprobar a través de los datos que constatan no solo que el mercado del ‘smartbuilding’ no deja de crecer cada año, sino también que tiene un futuro prometedor. La tecnología al servicio de los edificios inteligentes continúa también evolucionando a velocidad de vértigo y esperamos que así lo haga en 2024, abriendo a su vez un amplio abanico de oportunidades al sector. En este sentido, estamos deseosos de ver lo que nos deparará el próximo año, del cual estamos seguros que será el año de los edificios inteligentes y de la tecnología de DEBOS”, dice Ignacio de Martín, CEO de DEBOS